Rezar por Milena

March 30, 2007
By

ANDY ZAGASTIZÁBAL

Milena del Valle ya es parte de la historia del Big Dig e ingresó en los anales de las grandes construcciones de este siglo. Pero su caso podría quedar impune por una serie de imprecisiones en el sistema legal a pesar de todo tipo de declaraciones después del suceso de julio del año anterior. cuando una pesada losa de concreto cayó sobre el vehículo en que viajaba con su esposo, Luís “Papo” Del Valle.

Las preocupaciones saltaron en estas semanas tras el anuncio de la Fiscal Martha Coakley de haber designado a un fiscal especial para las investigaciones criminales del caso Big Dig.

Aquel fiscal investido de funciones de investigador es Paul F. Ware Jr., quien, por las cuestiones burocráticas llevará el titulo de asistente, ganará $525 la hora por sus servicio (eso tras una rebajita de su usual tarifa de $775 la hora).
Este abogado encabeza el departamento de litigación de la prestigiosa firma Goodwin Procter. Anteriormente realizó tarea similar para la fiscalía cuando fue parte de la investigación sobre mala conducta judicial en el caso de la juez María López, quien se vio obligada a renunciar en el 2003. (Ahora ella es juez en casos de televisión nacional).

“Se trata de una investigación complicada que debemos realizar rápida y correctamente en beneficio de los residentes del estado”, dijo la fiscal en conferencia de prensa. Esta manifestación tiene relación con comentarios realizados en diciembre antes de reemplazar a Tom Reilly, cuando indicó que sería “difícil llegar a cargos criminales en un caso que compromete a varias corporaciones”.

Preguntada si estaba adelantando conclusiones, la fiscal dijo que no y que tenía esperanzas de hallar la correcta determinación en un plazo de tres a cuatro meses.

“Tenemos que ir paso por paso y lo primero que hay que ver es el colapso. Luego, si se determinan culpables, veremos los costos y finalmente la recuperación por los daños”. Aquí entraría el caso de Milena, quien recibió las casi 12 toneladas de concreto cuando pasaba acompañada de su marido por el túnel en su ruta al aeropuerto, aquel fatídico 10 de julio del 2006.

De lo actuado hasta el momento se sabe que la fiscalía ya ha generado citaciones a las compañías participantes en el diseño, construcción, pruebas, fabricación y chequeo de los paneles y el túnel mismo. Eso es lo difícil y eso es lo que temen los juristas que consultamos, ya que señalaron que esta investigación se halla al frente de docenas de sospechosos y evidencias que realmente son ambiguas.

“La batalla iniciada será realmente pesada en la búsqueda de los criminales que recibirán los cargos de haber provocado la muerte de esa señora que vivía y trabajaba en Jamaica Plain”, se comentó indicando que cuatro meses podría ser un plazo muy corto y que por el apuro se diría que la muerte de Milena del Valle podría ser calificada de “no intencional”.

Pero el reto ya está lanzado y el abogado de 64 años de edad tiene la oportunidad de demostrarnos sus habilidades de lidiar en casos complejos. Políticamente también el asunto tiene sus propios ingredientes y demuestra las formas diferentes de observar la litigación entre fiscales de diferentes administraciones. Para Thomas F. Reilly llanamente el accidente fue un crimen mientras la nueva fiscal Coakley dice que será difícil en extremo perseguir individualmente por la calidad de las pruebas.

Por el lado de la representación de la familia Del Valle hubo comentario positivo en relación a la nominación de este fiscal especial. Concretamente Jeffrey A. Denner dijo que “ Paul F. Ware es excelente y muy buen abogado”. Agregó que la familia y personalmente ven que el caso se está tratando “muy seriamente”.