Se van Arroyo y Amy Moreno

November 16, 2007
By

ANDY ZAGASTIZÁBAL

Fue difícil encontrar quien defienda a Félix Arroyo y Angel Amy Moreno.
Los dos dejarán la vida activa en la política y la educación en medio de situaciones que dejan mucho para el comentario.

No son vidas paralelas; pero ambos dejan el mal sabor de alejarse de sus actividades más conocidas en medio de situaciones que merecen mucha explicación.
El primer caso fue la tremenda “bomba” ocurrida el martes 6 de noviembre, cuando nuestro concejal “at large” quedó en quinto lugar, en el peor de los procesos elec-torales que se haya visto en más de dos décadas y dejó su sitio al abogado John Connolly por cerca de 3,000 votos en contra.

La misma noche de aquel gris y lluvioso día, Félix aceptó la decisión del escaso electorado que acudió a la urnas y empezó a despedirse adelantando que “posiblemente se dedique a activista”.

Hay todo tipo de comentarios y uno de ellos resumido por Giovanna Negretti de ¿Oiste? dice que “posiblemente perdió porque no hubo primarias”. Otras interpre-taciones se dieron durante estas dos semanas y un personaje que prefiere no ser men-cionado refirió que “habría que pensar ¿por qué los puertorriqueños no salieron a vo-tar, porque si salían, lo hubieran hecho por Arroyo”.

Políticamente el hecho se califica como un desastre porque no se sabe cuánto de-morará la comunidad Latina en recuperar una posición que parecía ganada.
Algunos memoriosos recordaron el caso de un representante estatal latino que igual-mente “fue sorprendido por un voto que parecía seguro y no pudo ganar una re-elección”.

Y como si esto fuera poco un incidente que todos tratan de justificar motivó la “re-nuncia irrevocable de otro puertorriqueño que era parte del sistema educativo. La re-nuncia de Angel Amy Moreno “por motivos personales” se produjo el 26 de octubre un mes antes de su periodo establecido en el presente Comité Escolar. Elizabeth Reilinger, la presidenta del Comité utilizó un correo electrónico para agradecer por los servi-cios prestados e inmediatamente anunció que el puesto sería cubierto por el sistema regular.

El asunto es que esta renuncia se tramitó aceleradamente y mientras se anunciaba que las solicitudes de nominación ya están disponibles, hasta desaparecieron las fotos del miembro renunciante de la página del internet que tiene el Comité.

El alcalde Thomas M. Menino, que designa a los miembros de este comité prefirió no dar declaraciones sobre el incidente que había motivado la renuncia; pero se afirma que un vocero del municipio dijo que el alcalde había recibido mucha presión de muchos activistas que conocieron detalles del problema que habría generado Amy Moreno con un comentario que ofendió a José Massó y que fue difundido en un e-mail.

Buscamos al Dr. Amy Moreno en Roxbury Community College y hasta en “El Mundo”, donde a veces escribe y toma fotografías, sin suerte. Así nos quedamos con las ganas de sa-ber del contenido de su e-mail o del tremendo error que cometió “sin querer” porque presionó una tecla equivocada en su computadora y aquel negativo documento terminó como una circular en un correo múltiple que usa Jaime Rodríguez para los asuntos del Joiner Center.

Dos medios como el Bay State Banner y el Boston Globe se encargaron de dar cobertura al incidente y dan detalles hasta de epítetos ofensivos dados en este caso.

Lo peor es que todo este incidente se motivó de la manera más inocente teniendo como escenario St. Andrew Community Church de Amory Street, donde había organizado una ac-tividad para destacar historia y poesía.

Best of JP 2014