Discriminación

January 11, 2008
By

Los anuncios están al alcance de todos. Desde Harvard y pasando casi por todos las universidades y Colegios se ofrece idiomas como una excelente oportunidad. Hasta hace un tiempo el español era el rey; pero nos quieren poner a un lado y todos corren para estudiar árabe. Sí, árabe, al punto en que las investigaciones dicen que en periodo de cuatro años se han duplicado las instituciones universitarias que lo ofrecen.

The latest figures from the Modern Language Association of America reflect a major push toward internationalization on college campuses, more government support for language study and, simply, more interest from students. Spanish remains the most popular subject, with nearly four times more students enrolled than in French, which is second in popularity. But the fastest growing is Arabic, more than doubling the number of students enrolled and institutions offering it in a period of four years. In Boston, one college reported the enrollment jumped from 37 to 156 in that period.

Con el incremento, que se prefiere llamar “boom” llegan los problemas. Como la falta de profesores especializados y de personal que pueda transmitir las costumbres y otras manifestaciones que permitan comprender la materia que se estudia.

Dicho por una autoridad especializada “hay necesidad urgente de contar con profesores de alta especialización”.

No vamos a insistir con el asunto del “Arabic”, porque hay otro tema del que tampoco se ha completado la preparación: Es el español, que tiene números realmente explosivos:

Hay cerca a un millón de personas estudiando el idioma de Cervantes en universidades y colegios, cifra que si se compara con el 2002, es menos del 20 por ciento; pero en relación con otro idioma que era el preferido como el francés, ya lo dejaron atrás, mandándolo al segundo lugar. (Aquí hay que aclarar que no son los latinos o los inmigrantes los interesados en estudiar español).
Tanta atención al idioma extranjero no tiene su correspondencia en el inglés donde nuestra población se sigue considerando discriminada porque no lo habla. Aquí los números igualmente son elocuentes ya que se dice que 4 de cada cinco inmigrantes latinos no habla inglés. Esa cifra, sin embargo, no tiene la correspondencia con los hijos de esos inmigrantes que nacieron aquí, porque en su totalidad hablan el idioma de esta nación.

Y ¿qué pasa con el tan mentado bilingüismo? Pues que los números son más aplastantes porque apenas 4 de cada 10 hispanos extranjeros o nativos son bilingües. Un tema que aboga por la juventud que llega con ganas de estudiar indica que “dos de cada tres habla con fluidez ambos idiomas”.

Andy Zagastizábal

Best of JP 2014