Nuestro jardín

March 6, 2009
By

¿Ha visto la cantidad de productos vegetales que compra en sus mercados o tiendas que no son de origen norteamericano? Por ejemplo los deliciosos espárragos que estuvimos comiendo en el invierno llegaron del Perú, al igual que los limones o las sandías o melones llegaron de otras naciones. Es el mercado global, nos explicarán los expertos; pero los analistas de la crisis nos están diciendo que eso es precisamente lo que nos tiene en la incierta situación de la que nos quiere sacar el presidente Obama repartiendo billones.

The Leland Street Community Garden is at a crossroads: It can flourish with new ideas and energy or die a slow death. If we want this garden to survive, we need practical solutions to present on March 14, during the meeting called by the Garden Steering Committee. The garden has provided herbs, flowers and vegetables for neighbors and hosted parties, concerts, honey days, winter solstice celebrations and many other events.

Lo de la crisis y sus explicaciones se lo dejamos a los expertos; pero el asunto de los vegetales los queremos poner como tema de discusión porque una de las razones de su encarecimiento es precisamente que vienen de afuera y no se produce en nuestras granjas o jardines.

Quiero dejar en claro que no estoy en contra de los negocios que se hacen con los países que ahora tienen su tratado de libre comercio. No, muy lejos de eso sólo quiero llamar la atención de cómo progresivamente hemos abandonado prácticas en nos enseñó la naturaleza y nos fuimos convirtiendo en simples consumidores.

Dejamos de producir en nombre de costos u otras prácticas y hoy estamos viendo la realidad del doloroso despertar como consecuencia del dinero que mandamos a todas partes, sin que ello haya significado beneficio directo para nosotros.

Nos fuimos a explotar hasta niños en países que producían para los Estados Unidos. La mano de obra era barata y, poco a poco nos hicimos dependientes; pero, más que nada, el dinero se fue y ahora nos está haciendo falta.
El tema da para mucho más y una oportunidad excelente para seguir conversando sería el 14 de este mes, que es ßeabado, en la iglesia Cove-nant Congregational, con motivo de una reunión comunitaria que están convocando los amigos de Leland Street Community Garden.

Antes habían muchos jardines y huertos en Boston y muchos de ellos han ido desapareciendo para dejar paso a lo que se puede llamar pro-greso. En esa ruta puede encontrarse este jardín comunitario que funciona desde 1983. El espacio verde que se ubica entre las calles Leland y Barlow, entre Wachusett y el cementerio de Forest Hills también está en peligro si es que no se dan ideas de una sana recuperación.

El espacio ha dado hierbas, flores y otros vegetales al vecindario y como espacio verde ha servido para muchas actividades como conciertos, fiestas, festivales de miel y celebraciones de cambio de estación. Los han disfrutado los jardineros, los que pasean a sus perros, los amantes del medio ambiente y los niños que ven directamente el ciclo de la naturaleza.
Los amigos de Leland Street Garden nos dicen que el jardín está agonizando por muchas razones y dependerá de todos nosotros hacer algo para que no desaparezca

Andy Zagastizábal