Periodista olímpico conocido habla del secreto

April 24, 2015
By

Muchas personas han comentado que la apuesta olímpica de Boston se encuentra en dificultades. Pero cuando Ed Hula dice que “está al borde del fracaso”, el mundo olímpico entero reacciona.

Hula es el editor y fundador de Around the Rings, la primera y más popular fuente de noticias dedicada al negocio de las Olimpiadas. Un sitio web actualmente basado en Atlanta, Around the Rings originó con la cobertura informativa sobre la apuesta olímpica de Atlanta para los Juegos de 1996. Desde 1990 Hula ha cubierto las Olimpiadas desde la perspectiva de una persona enterada, lo que le hace una voz de autoridad única.

Around the Rings es abiertamente pro-Olimpiadas, pero aspira a la cobertura objetiva de los negocios del mundo olímpico. Incluye el editorial mordaz del 3 de abril que escribió Hula comparando la apuesta olímpica de Boston 2024 con un barco a punto de chocar con unas rocas y criticándola por su confidencialidad suicida. “De tal palo tal astilla”, escribió, refiriéndose a la opacidad del comité olímpico estadounidense (USOC), que rehusó explicar por qué eligió a Boston si aquí existía oposición.

En una entrevista con el Gazette la semana pasada, Hula abordaba los efectos para Jamaica Plain, donde los secretos han confundido a los representantes de Franklin Park y han generado el grupo comunitario de oposición NoBoston2024.

Hula dijo que el nivel de confidencialidad de Boston 2024 y la falta de representación por parte de funcionarios electos, a favor o en contra, son inusuales. Dijo también que cree que Boston puede todavía ganar los Juegos—aunque sea con sólo el 50% de electores a favor—si vuelve honesto y si cuenta “una historia más completa”.

“En el panorama general”, dijo Hula, “el comité olímpico internacional (IOC) no va a instalar las Olimpiadas donde no se las quiere”.

La cantidad de secretos es una de las razones por las que la coalición de Franklin Park (FPC) todavía no sabe si quiere invitar los Juegos al parque. Boston 2024 incluyó el parque como una sede en su apuesta oficial sin decírselo a nadie a nivel local, entonces rehusó presentar reuniones públicas durante meses. Cuando por fin tuvo una reunión local, fue un desastre de relaciones públicas debido a la falta de información y la revelación de que el antiguo gobernador Deval Patrick había sido contratado clandestinamente por los postores. A pesar de disculpas, Boston 2024 todavía no ha presentado suficientes respuestas sobre sus planes, dijo el FPC.

Hula dijo que ese nivel de secreto no es un requisito del proceso y que lo distingue de otras apuestas olímpicas recientes. Dijo que la apuesta parece ser dictada por el comité olímpico estadounidense.

“En las opuestas olímpicas estadounidenses recientes no hemos visto preguntas sobre transparencia y sedes”, dijo Hula. “Chicago y Nueva York comunicaron francamente desde el principio”.

Dijo también que el USOC ha dado respuestas contradictorias sobre el secreto, aun después de su editorial.

“Recibí señales confusas del comité olímpica estadounidense”, dijo Hula. “Insiste en que en ningún momento se las dijo a las ciudades que no hablaran sobre las apuestas, sino que informaran a la gente de lo que estaba sucediendo. Pero al mismo tiempo, dijeron que no querían una gran batalla de apuestas” con las ciudades “intentando de superarse unas a otras” o revelando planes a competidores en el exterior.

“Al IOC se le exige una mayor transparencia”, dijo Hula, refiriéndose a “Agenda 2020”, las reformas de apuesta recientes del IOC. Pero las reformas tomarán tiempo para cumplir en las organizaciones olímpicas nacionales como el USOC, dijo.

La transparencia es una de los asuntos que dirigen los grupos de oposición eficaces: No Boston Olympics, formado en 2013, y el movimiento NoBoston2024, que presentó la primera reunión pública sobre la apuesta el otoño pasado en JP. La presencia de protestas no le sorprende a Hula.

“Siempre hay oposición”, dijo, agregando que usualmente aparece antes de la presentación de la apuesta y viene de la izquierda política. “Frecuentemente no se trata de oposición contra las Olimpiadas sino contra el plan de distribución de la largueza”.

Dijo que tal oposición muchas veces “se basa en asuntos como el desplazamiento de gente” o el desvío de fondos de otros programas, “porque algunas partes de la comunidad parecen quedar excluidas”.

Lo que le sorprende a Hula es el hecho de que pocos funcionarios electos están abiertamente representando un lado u otro. El Alcalde de Boston Martin Walsh se presentó a favor de la apuesta, pero no existe el coro de apoyo político que normalmente respalda una apuesta ganadora, dijo Hula. Y cuando los oponentes han tenido un mayor éxito—especialmente en un referendo que mata la apuesta—es muy a menudo con el respaldo político, particularmente del Partido Verde en Europa.

“En los Estado Unidos, es un poco más curioso que tengamos un grupo de oposición fuera del proceso político normal”, dijo Hula. “He visto que por lo general los políticos de Boston no desempeñan un papel importante en la formación de opiniones [sobre la apuesta]”.

Hula todavía no ha visitado Boston para cubrir la apuesta—pronto lo hará—y admite que, aunque no entiende los argumentos específicos de la oposición, está inquieto por saberlos. El Gazette explicó que una razón es la historia local de proyectos corruptos y controvertidos desde arriba, como el Big Dig y el desmontaje de vecindarios bajo la expropiación por Boston Redevelopment Authority.

“Teniendo en cuenta el Big Dig…puedo entender por qué hay resistencia”, dijo Hula. “La gente teme que [el proyecto] sea otro profundo pozo en el que el dinero desaparece”.

Es la responsabilidad de Boston 2024 demostrar que los oponentes se equivocaban, dijo Hula, y cree que se puede. Pero tiene que encontrar un líder carismático con un discurso de venta mejor.

“[Los líderes de Boston 2024] tienen que cambiar su cuenta para que la gente lo acepte”, dijo Hula. “Es una cuidad que ama los deportes… Por eso parece un poco fuera de carácter que la gente no respalda los Juegos, con tal de que reciba un cuento más completo”.

La versión de Hula de la historia es más equilibrada que la de Boston 2024 con respeto a la responsabilidad de los contribuyentes de entregar dinero.

“No quiero decir que es una clavada…pero Boston 2024 puede prácticamente contar con la inversión del dinero” de fuentes de ingresos, dijo Hula. “Las instalaciones y la construcción representan otra cosa… Pueden ser cosas para las cuales el gobierno tiene que pagar”.

Hula dijo que la subida económica y los antecedentes del manejo olímpico en los Estados Unidos deberían disipar esas preocupaciones. (No Boston Olympics y otras ciudades han expresado dudas sobre los números oficiales del impacto económico de las Olimpiadas estadounidenses.)

Pero por el momento, Boston 2024 está mayormente reaccionando a denuncias, lo que le ha forzado aceptar un referéndum. Es una “desventaja muy marcada” para el discurso de venta de Boston 2024 al IOC, porque el apoyo público no se puede garantizar hasta más adelante.

Por otro lado, Hula dijo, las otras ciudades postores tampoco tienen “altas niveles” de apoyo público. Todas las apuestas de 2024 viene “desde arriba” de gobiernos locales en vez de demanda del público, dijo. Significa que Boston puede ganar la apuesta aun con estrechas márgenes del referéndum. Hula mencionó que Tokio, cuidad anfitriona de los Juegos 2020, tenía un índice de aprobación inicial del 50%, un porcentaje que subía más adelante.

“Creo que el 50% no está mal para un lugar como Tokio o Boston…Probablemente sería suficiente”, dijo. “Pienso que Boston puede revertir esto. Todo lo que tiene que hacer es aprobar el referéndum”.

Pase lo que pase, Hula y su personal de 20 miembros en todo el mundo lo va a cubrir. Aunque las suscripciones a Around the Rings pueden ser caras, muchos de sus artículos se pueden leer gratis en aroundtherings.com.

Archives