La Delincuencia En Los Tiempos Del Coronavirus

La realidad cotidiana de los oficiales de policía en Jamaica Plain se ha visto muy afectada por la pandemia.

“Nuestro departamento ha sido directamente impactado”, dijo el Sargento John Dougherty a Gazette. “Muchas de las llamadas a las que respondemos ahora tienen algo que ver con la emergencia”.

Desde mediados de marzo, los empleados de la estación del Distrito E-13 han recibido informes sobre residentes que no cumplen con las reglas del distanciamiento social. Sin embargo, grupos de personas continúan reuniéndose en lugares como el Arboreto Arnold y otros espacios públicos. El alcalde Marty Walsh presentó el 7 de abril un conjunto de medidas aún más estrictas que incluyen un toque de queda nocturno, el cierre de todos los parques de la ciudad y la recomendación de andar con el rostro cubierto.

La basura se ha convertido en una preocupación cotidiana. Equipos de limpieza de calles reportan un aumento de máscaras, guantes de látex y otros elementos de protección descartados en áreas públicas. Ya que estos pueden transmitir el virus, el Departamento de Policía de Boston (BPD) insta a los residentes a deshacerse de todos los artículos de protección personal en un contenedor de basura so pena de multa.

“Los oficiales usarán discreción y sentido común para investigar cada situación caso por caso,” dijo el sargento.

Para asegurar la seguridad de sus empleados tanto como los ciudadanos, los oficiales del Distrito E-13 siguen las sugerencias establecidas por el BPD, la Comisión de Salud Pública de Boston y otras agencias. Incluyen el uso de protección personal y la modificación de las interacciones públicas. Al 30 de marzo, 22 empleados de BPD habían dado positivo por el virus.

Pero mientras los oficiales en primera línea frente a la epidemia luchan por mantener la seguridad pública, los delincuentes están utilizando la crisis en su beneficio. El BPD quiere ayudar a los residentes a protegerse contra los criminales oportunistas.

-Las Estafas

El BPD advierte a los residentes que los estafadores están listos para aprovecharse del miedo colectivo. Las estafas pueden tomar la forma de correos electrónicos educativos que pretenden ser del Centro del Control y Prevención de Enfermedades y otras organizaciones profesionales. Hacer clic en los enlaces de esos correos electrónicos puede comprometer la seguridad de una computadora y puede transmitir información confidencial a los estafadores.

Otros correos electrónicos intentan obtener el número de la tarjeta de crédito del destinatario. Estos correos pueden ofrecer alivio financiero, tratamientos o kits de prueba. Algunos pretenden solicitar donaciones para el alivio de la pandemia. Los estafadores incluso venden equipo falso de desinfección y protección.

Las posibles estafas se deben informar a la estación de policía del Distrito E-13 al (617) 343-5630. Además, si un residente recibe una visita de alguien que le pide ingresar a su hogar o tomar su información personal, debe llamar al 911 de inmediato.

-El Robo de Paquetes

Debido al distanciamiento social y al cierre de las tiendas, una cantidad más alta de residentes recibe artículos entregados de las tiendas en línea. El BPD quiere que las personas sepan que dejar las parcelas sin vigilancia puede crear la oportunidad para que un ladrón se vaya con sus comestibles y otros artículos esenciales. Se insta a los residentes a que envíen los paquetes a una puerta lateral, un patio trasero u otro lugar que no sea visible desde la calle.

-La violencia doméstica

Los abusadores usan el aislamiento social para controlar a sus víctimas y mantenerlas alejadas de las personas y los recursos que podrían ayudarlas. El Distrito E-13 sabe que el aislamiento social recomendado por el estado puede poner a las víctimas de violencia doméstica a un mayor riesgo. Puede comunicarse con la unidad de violencia doméstica al (617) 343-4959.

-Vandalismo y Robos Comerciales

Con menos personas en las calles, los atracos serán menos frecuentes. Pero un profesor de derecho de Northeastern, Daniel Medwed, dijo que la disminución de tráfico peatonal en las áreas comerciales puede resultar en un aumento del vandalismo y robos de tiendas cerradas. Cámaras de seguridad puede disuadir a un criminal. Además, cualquier persona que ve actividades sospechas fuera de un negocio cerrado debe notificar a la policía.

Leave a Reply

Your email address will not be published.