Estamos sitiados

October 6, 2006
By

Editorial

“Todos los conceptos de libertad se han ido al…”, así reaccionó un vecino de la Calle Boylston cuando supo que a partir del lunes de esta semana rigen nuevas disposiciones en zonas que deben ser limpiadas por la ciudad. “No es que no acepte las normas, sucede que me parecen demasiadas porque en cada poste aparece más de un cartel diciéndonos lo que podemos o no hacer. Antes de parquear su carro tiene que leer un montón de carteles que si le hago una relación se quedará sorprendido”, continuó don Alberto, moviendo la cabeza.
________________________
Good and bad news for some neighborhoods in JP. The good one is the city is expanding the neighborhood street cleaning. The bad is a large increase in the number of cars towed within the last few weeks after the Public Works Dept. initiated a contract to tow cars parked illegally during posted street sweeping hours. If you don’t know, better check if your street is within the new posted areas like Boylston – from Washington to Amory, or Brookside and Montebello. More? Parking tickets carrying an increased fine of $40 are being issued since last Monday.
—————————-

¿Tiene razón?
Muchos dirán que sí, aunque habrá otro tanto que discrepe porque algunos participaron en reuniones donde se pidió específicamente cambios en el sistema de parqueo y hasta señalización de lugares donde se exige un sticker de residente para dejar parqueado un coche.

En otros lugares se pidió reducir los tiempos permitidos y por eso hasta podemos ver espacios donde sólo podemos estacionar por 30 minutos.

Jamaica Plain ya no es más un lugar donde se podía dejar estacionado un carro para irse a trabajar a cualquier otro lugar de Boston. “Ya ni se puede entrar corriendo a una tienda”, que se encontró con un ticket “en menos de 5 minutos”.

La medida que enfureció a nuestro amigo Alberto tiene relación con unos carteles que empezaron a aparecer en calles como la Boylston, Brookside, Germania, Montebello, Haverford, Amory y otras señalando las fechas que pasarán por allí los vehículos que barren las calles.
Hay que coincidir que el anuncio de la limpieza es bueno; pero como viene con amenazas hay que dar la razón a los que se preocupan por multas y traslados forzados de sus vehículos. “Es que no solamente se trata de las multas y cargos por el towing, sino de los problemas ligados que pueden significar hasta la suspensión de licencias”, indica un dueño de negocio que un día se sorprendió con la remoción forzada de su vehículo mientras participaba en una reunión de coordinación con la policía para ver los problemas de estacionamiento que afectaban a los negocios.

Por si no se ha enterado dicen que los días de paso de barredoras habrá un escuadrón de policías con multas de $40.00, listos a dejárselos en el parabrisas de su coche, si es que no se lo ha llevado la grúa.

Andy Zagastizábal