Charlie bajará a $15 semana

November 17, 2006
By

ANDY ZAGASTIZÁBAL

“¿Quién le dijo al conductor del bus del MBTA Número 2094 que debe cobrar EXTRA por extender un pase (transfer)?

Acaso no sabe que los residentes de Jamaica Plain tenemos un acuerdo específico en relación a esos transfers y la línea 39.

Por si no se lo dijeron el acuerdo tiene relación con una batalla histórica por aceptar que se demorara el proceso de hacer llegar la línea del tren verde hasta Forest Hills.
Don Ricardo estaba enojado a las 8:56 de la noche el pasado martes tras discutir con un chofer del acoplado que le exigió pagar un extra de 35 centavos por extenderle un transfer que le permitiera hacer una conexión con el tren naranja.

Igualmente ofendida encontramos a la señora Adelaida en Back Bay, una espera de casi 50 minutos por un bus que la llevara a la Calle Huntington, donde vive.

“Caminando hubiera llegado más rápido” decía y se negaba a hablar con el piloto del bus 1029, que fue el primero de unos 5 ó 6 que llegaron “uno detrás de otro”. “Es que si hablo los voy a insultar porque es una desconsideración que a una hora como ésta (6:40 pm) se olvidan de su obligación de cubrir la ruta cada 10 minutos o menos”.

No era una queja única. La aglomeración de pasajeros que esperaron motivó que el primer bus se llenara completamente mientras los otros corrieron hacia Forest Hills casi vacíos.

“Sabe cuánto cuesta conducir un vehículo de esos por las calles de Boston, sin pasajeros”,, nos decía don Ricardo, un peruano que recuerda sus días de propietario de un “microbus” en las calles de Lima. “Parece que nadie controla a los chóferes, porque hace una semana vi lo mismo, cuatro o cinco acoplados corriendo juntos por la avenida Huntington hacia el centro de la ciudad”.

Nos dio los números de los vehículos y siguió hablando de los problemas que deben sumar o ampliar los costos operativos, un tema que hizo intervenir a una señora que “había leído los periódicos con anuncios que en enero suben las tarifas del servicios”.

“¿De qué servicios nos hablan? ¿De los que mejorarán, de los que superarán o de los que nos prometerán?”, decía por su lado otro pasajero que nos enseñó una tarjeta “Charlie”.

“Este es el motivo de sus problemas. Amí me parece que como en el Big Dig se les ha descontrolado el sistema de inversión y lo que les iba a costar algo en un momento hora les sale más caro”.

El asunto es que la sofisticación tiene o está teniendo un costo cada vez más alto y hay que agregar le serie de errores como aquel que en pleno lanzamiento del “Charlie” hablaba maravillas del “token” en carteles gigantes.

Pero los directivos del MBTA, que no representan necesariamente a los pasajeros ya han votado por el alza que llegará el primero de enero cuando subir a un tren naranja (o verde o azul o rojo), costará más del Dólar 25 que cuesta hoy.

A pesar que subieron las tarifas dicen que no fue suficiente y se lanzaron en otra campaña donde quieren convencer a los usuarios que “gastarán menos que antes de la subida”.
¿Cómo se preguntará? Y lo explican diciendo que “los transfers serán la solución porque se podrá viajar en tren y bus por $1.70, si tiene una tarjeta Charlie”.

Igual con Charlie quieren hacer entender que costará menos comprarse un pase mensual y de los quincenales.

Best of JP 2014