A gobernar, pues

December 15, 2006
By

Editorial
Ahora sí es tiempo de pasar a las demostraciones. Y la primea demostración que queremos es que el ganador de las pasadas elecciones tome en serio su cargo de gobernador, para el cual lo elegimos mayoritariamente, y deje a los especuladores todo lo que pueda concernir a una carrera presidencial. Queremos un gobernador que cumpla su promesa de trabajar con su pueblo y no “otro señor que nos abandone pensando en sentarse en un sillón de la Casa Blanca”.

It’s time to show what it means be a governor. In Jamaica Plain, where Deval Patrick won in both campaigns, we hope he will be a real governor and not another candidate for better national position. It is good in that situation to know that the governor-elect ordered the transformation of the grass-roots network into a permanent statewide political organization. Among the organization’s tasks will be to provide political ground support for the governor and mobilize around issues that he and his supporters care about.

Este es el momento en que debemos recibir las seguridades de una campaña que nos convenció que realmente nos tomaban en cuenta. Para los especialistas en política eso es lo que significa “ganar las bases para ganar la cima”.

Esa fue la razón del terremoto demócrata que terminó con casi dos décadas de dominio republicano en el gobierno de Massachusetts. En ese sentido siempre repetiremos lo que nos dijo Sonia Chang Díaz al terminar las primarias: “Sacamos adelante el sentimiento demócrata en todas partes”

La lección que aprendió Kerry Healey de cómo no hacer campaña política debe prevalecer porque ya no es cosa de millones o de profesionales del odio. Ahora las que mandan son las bases y esas bases dicen que es momento de tener el gobernador por el que trabajamos.

Deval Patrick es el primero en muchas situaciones. No es sólo el primer afroamericano que llega a nuestra casa de gobierno; pero sí el primero en hacer posible la teoría de que “el gobierno es del pueblo y para el pueblo”.

Por eso es la reiteración de que los deseos del nuevo año llegue el pedido de “tener nuestro propio gobernador”. Es lo que me dicen en las esquinas, en las bodegas, en las escuelas y en todas partes donde nuestra primera fuente de información es la gente.

Ellos hablan y ellos dicen que Jamaica Plain se volcó en pleno a votar por Deval y ahora queremos que no nos defraude convirtiéndose en un gobernador que voltee a mirar a su pueblo. No queremos la reiteración de “gobernadores que nos abandonaron para mirar posiciones nacionales. Además queremos mandatarios cerca de nosotros y no políticos de elite que se alejan de su pueblo y quieren gobernar a control remoto”.

En adelanto de que las cosas vienen bien está el comentario que recibimos hace poco de personajes ligados a la campana ganadora, quienes dijeron que “la maquinaria que hizo posible la victoria seguirá trabajando, para que el gobierno de Patrick siga orientado a las mayorías”.

Andy Zagastizábal

Best of JP 2014