Naranja peligrosa

March 16, 2007
By

Editorial

¿Cuántos desadaptados se necesitan para hacer que se califique de peligroso a un servicio que pasa por diversos vecindarios? Pues muy pocos que puedan hacer reaccionar a los medios y hacer titulares que son alarmantes. Las formas en que reaccionan los grupos sociales son incalculables y no podemos darles forma; pero sí debemos salir en defensa de nuestros vecindarios porque no sólo se trata de mencionar estadísticas y datos, sino de no provocar pánico que pueda resultar en
otras situaciones.

Is the Orange Line dangerous? According to the headlines it is, because we are facing an alarming spree of violence. The list of 75 incidents in the past six months includes last week’s stabbings of a 17-year-old and a 19-year-old at Back Bay Station. Worsening the situation is the comparison to past years and other subway services, including the Green Line, which only reported five incidents in the past six months. Statistics are one thing, but it is not good to use that kind of information to say, “The line travels through some of the city’s most dangerous neighborhoods.”

Si vemos titulares como aquel de primera página como aquel del martes que decía que los “Crímenes en la línea Naranja Aumentan”” o aquel que decía “Se Incrementan las patrullas en la Línea Naranja”, definitivamente nos vamos a preocupar. Cuánta gente habrá visto esos titulares sin dar lectura al contenido de la información y se habrán dado a imaginar historias terribles ligadas con el servicio.

No estamos tratando de minimizar los hechos y tampoco estamos en defensa del MBTA, que es el encargado del servicio de la línea férrea. Los motivos que han originado esas noticias tienen que ver con la realidad de una serie de ataques con arma blanca a muchachos que han ido a dar al hospital en situaciones dramáticas, o los asaltos y robos que figuran en récordes de la policía. Lo más reciente ocurrió la semana anterior en Back Bay, cuando dos muchachos de 17 y 19 años de edad fueron acuchillados por desconocidos en situaciones que hasta ahora no se terminan de explicar. Estos ataques se agregaron a una lista que en el presente año tiene otros nombres ligados a las fechas del primero de marzo y 19 de febrero, cuando también fueron jóvenes las víctimas de cuchilladas en Back Bay y Roxbury Crossing. Revisando los datos vamos a encontrar igualmente datos preocupantes como el incremento de incidentes policiales en seis meses que mencionan 75 recientemente en comparación con los 52 de un periodo similar en el año anterior.

Peor vamos a quedar si comparamos los récordes de violencia en otras líneas donde la Roja va en segundo lugar con 43 incidentes, tercero la Azul con 8 y sólo 5 en la Verde.

Eso significa que las líneas verde y azul ¿son las más seguras? No. Simplemente que son las que registran menos incidentes porque el tipo de sucesos de sangre no están ligados a lo que se pueda llamar crimen organizado. Repetimos que no se trata de poner epítetos a nuestros vecindarios. Aquí no hay concentración de delincuencia y por la actuación de algunos desadaptados no se puede calificar de peligrosa a Jamaica Plain porque por aquí pasa la Línea Naranja.

Andy Zagastizábal