Vienen santos

August 10, 2007
By

¿Ya se enteró que viene a nuestro vecindario el Ejército de los Santos? Si piensa que es por lo que está pasando en Irak o si cree que no hay ninguna guerra que pelear, se equivoca, porque la presencia de este ejército es precisamente porque hay una guerra de por medio y, lo peor, es que esa guerra nos tiene sembrando muertos en barrios populares y hasta con niños que no alcanzarán la edad de los 20 años.

———————————
Army Of Saints is a group of dedicated adults networking in the state to create awareness of gangs, drug and alcohol abuse, domestic abuse, and racism. They also feature self-defense tactics and provide fun, interactive demonstrations. They are coming to the Parker Hill Playground every Wednesday in August so our kids can hear from other adults how the choices they make now will affect them and their families so greatly in the future.
—————————-

El Ejército de los Santos estará en nuestro vecindario, exactamente en Parker Hill Playground, los miércoles del mes de agosto, de 3 a 4 de la tarde, haciendo lo que mejor saben hacer: crear conciencia contra la delincuencia organizada, contra el abuso de las drogas, el alcohol y la violencia doméstica y, también, contra el racismo. Ellos quieren hablar con nuestros muchachos sobre esos temas porque es mejor que escuchen antes de tomar decisiones que los afectarán grandemente en el futuro.

No se trata de iglesia ni de predicadores, sino de personas comprometidas con el futuro de nuestra juventud, que debe tomar conciencia del momento en que estamos viviendo y que hay problemas que parecen simples, como el fumar o el beber, en los que se cae sin la menor noción del peligro.
Las violaciones son otro tema que abordan y por eso preparan a jóvenes y adultos a tomar conciencia de temas como el secuestro o el abuso de menores. En apoyo de ellos hay que decir que sólo en los Estados Unidos en el año anterior, se 400,000 casos.

Otra fuente de preocupación de este grupo es la violencia contra la mujer y por ello dan seminarios para que ellas aprendan a defenderse. No es que les enseñen técnicas para golpear en las partes que más duelen, sino a entender que muchas veces los problemas se hallan precisamente en sus hogares. “Es muy raro que el violador sea un extraño”, dicen agregando que “son más frecuentes las violaciones relacionadas con la violencia domestica”.
Los ancianos son igualmente materia de preocupación porque hay otro tipo de violencia que los afecta y por ello tienen otro programa que no sólo educa, sino alerta.

Andy Zagastizábal

Best of JP 2014