Estaba previsto

October 19, 2007
By

La reunión fue multitudinaria. La gente quería hablar y dejarse oír en relación a una crisis que afecta principalmente a las minorías y muy es-pecialmente a los que hablamos español: ¿Cómo vamos a pagar lo que en un momento parecía el cumplimiento del sueño americano; es decir, la casa propia. Pasado el “boom” esa gente se enfrenta a dificultades que se resumen en los llamados “foreclosure”.

According to a Massachusetts Community and Banking Council study, many foreclosures have affected blacks and Latinos, who been targeted with high-priced loans. That report says high APR loans accounted for 31.3 to blacks, 28.4 percent to Latinos, and only 10.4 percent to whites. A big crowd listened to this report at Roxbury Community College, where governor Patrick announced the launch this week of a pilot program to help keep neighborhood homes occupied.

No fue el gobierno local ni el estatal el que hizo la convocatoria; pero allí estuvieron el gobernador Patrick y el alcalde Menino para escuchar y adelantar los posibles cambios; pero, principalmente, llevarse a sus oficinas un material de primera mano que les obliga a emitir en el tiempo que sea justo las medidas que impidan que el panorama de las ciudades, se siga ensombreciendo por la pérdida de sus hogares e inversiones, de los que compraron su “casa propia”.

Será un lunes para la historia por la reunión que ocurrió en Roxbury Community College, ante la convocatoria del Comité de Servicios Financieros del Congreso de los Estados Unidos, que preside el Representante Barney Frank. Hasta antes de esta reunión sólo habían comen-tarios sobre una situación que ha creado crisis; pero ahora ya se aceptó como oficial un reporte que se conoció en enero de este año que decía que “gran parte de las reposesiones afectan a negros y latinos que han sido víctimas de préstamos de altísimo precio”.

Aquel reporte no fue de una agencia como City Life/Vida Urbana o Urban Edge, sino de una entidad denominada Consejo de Comunidad y Banca de Massachusetts, el mismo que indica que el 31.3 por ciento de los préstamos de alto interés afectaron a los negros y el 28.4 a los latinos.

Y ¿cuánto fue para los blancos?

Pues apenas el 10.4 por ciento, según el reporte del Mass. Community and Banking Council.

Esta desigualdad hizo comentar a Frank que “si para las minorías es difícil conseguir préstamos, si se consiguen estos, se tienen que pagar muy caro”.
Ante esta situación, el primer compromiso vino del gobernador, que anunció para esta misma semana el lanzamiento de un programa que permitirá a las casas de los vecindarios manténiese ocupadas e informará a los futuros compradores de mejores formas de hacerse de una casa”.

Otra de las personalidades asistentes a esta reunión fue la fiscal general Martha Coakley, quien anunció “acciones legales contra los que re-sulten responsables de prácticas prestamistas ilegales e irresponsables”.

Andy Zagastizábal