¿Un tercero por senado?

April 18, 2008
By

ANDY ZAGASTIZÁBAL

Giovana Negretti vive un dilema cada vez que le preguntan por las elecciones que vienen respecto al senado del segundo distrito de Suffolk. Por un lado está la fideli-dad y por el otro la amistad y ella tiene que meditar mucho antes de dar una respuesta respecto al futuro entre dos candidatos como Dianne Wilkerson y Sonia Chang-Díaz.
No se nos ocurre plantear una pregunta como: Si las elecciones fueran mañana ¿por quién se decidiría?

La directora de ¿Oíste? Tiene en su bagaje muchos argumentos y preferimos dejarla tranquila con la inquietud que deben estar sintiendo como ella muchos activistas que conocen a Sonia y han trabajado con Dianne.
El asunto es que hasta el momento no se ha dado la oportunidad de tomar decisiones y hay que esperar hasta septiembre para ver lo que pasa.
Por el momento los únicos que han tomado decisión son la maestra residente de Jamai-ca Plain y la senadora que ya confirmó que buscará la reelección(sería su noveno tér-mino).

Todas las formas de conseguir declaraciones de la senadora se han tornado difíciles no sólo para este medio, sino para los demás que sólo han recibido un texto con los planteamientos básicos de su futura campaña, donde ella destaca que “tiene confianza que la obra realizada hablará por ella”.

Y ¿es posible que haya un tercero?

Hasta el cierre de esta edición no se sabía nada; pero se insistía en sectores de Dorchester que hay un cineasta que podría entrar en disputa. Se trata de Robert Patto-Spruill, el director de “Squeeze”, la película que en 1997 presentó el drama de la juventud que se ve envuelta en bandas delincuenciales en el sector de Fields Corner.

Los que dieron esta versión no podían confirmar ni negar la participación y se espe-ra que los calendarios de este proceso terminen con la inquietud.
Lo que se da como un hecho es que Sonia Chang-Díaz si corre y lo hace “porque cree en la necesidad de un nuevo liderazgo para hacer frente con seriedad a los retos que enfrenta la comunidad”.

Para los activistas que radican en Jamaica Plain ese mensaje es absolutamente entendido en nuestro distrito, que le da su preferencia por su trabajo en diferentes sectores de la comunidad.

“Su promesa de trabajar incansablemente por el cambio tiene que llegar más allá, es-pecialmente en los sectores que no le dieron su voto en los pasados comicios”, dijo Luís González, quien es un activista que hace política en sus conversaciones informa-les desde su frutería de Jackson Square.

A los 29 años de edad Sonia ya es una veterana en muchas actividades de servicio pú-blico y confía que esta vez su reto contra la abogada Wilkerson sí dará sus frutos.

Hay que recordar que en el 2006, Chang-Diaz sí le dio un susto a la senadora ganando 44 por ciento del voto de las primarias Demócratas, contra un 49 por ciento logrado por la “incumbent”.

Jamaica Plain y Back Bay, fueron los fortines de Chang-Diaz en el pasado proceso; pero Roxbury fue su débil al igual que otros sectores del Segundo distrito de Suffolk que esta compuesto de Chinatown, South End, Fenway, Beacon Hill, Dorchester, y Matta-pan.

¿Tendrá dinero para la campaña?

Parece que sí, aunque los datos que son públicos indican que la senadora tiene un monto superior; pero con la diferencia que esta vez Chang-Díaz no adolece del problema que no le permitió llegar con más efectividad en sectores alejados por falta de fon-dos.

Hay que suponer que la emoción de esta campaña hará tomar las previsiones para que ambas candidatas logren las firmas necesarias para inscribir sus nombres para las pri-marias y no tengamos que escribir Wilkerson o Chang-Diaz en las boletas.