Comida en casa

July 10, 2009
By

Community Servings abre una nueva puerta para la alimentación de todos. Ya no sólo se trata de llevar comida caliente a los enfermos que la necesitan, sino de vegetales y otros productos frescos que estarán en oferta a partir de este domingo en una feria de produc-tores. Esto no es fruto de la casualidad, sino el resultado de un estudio realizado con anticipación buscando primero la participación de la comunidad con ideas y todo tipo de sugerencias, así como la invitación a productores que principalmente están localizados cerca de nuestro vecindario o que están cultivando naturalmente.

This Sunday, Community Servings is starting a weekend farmers market that will run for the entire summer. The project came to fruition after a long period of planning, and the promise now is to supply the community with fresh, local, organic produce while creating relation-ships with farmers to help support their mission of delivering free nutritious meals to people homebound with critical illnesses.

La feria empieza este domingo 12 cerca de las instalaciones de Community Servings (CS) en el 18 de Marbury Terrace, muy cerca de la estación Stony Brook, del Tren Naranja. El proyecto que se hace realidad este segundo domingo de julio es un fruto de un largo proceso de planificación que motivó a gran parte del personal y los puso a trabajar incansablemente hasta conseguir lo que ya popularmente se conoce como “Farmers Market”. Una forma de darles apoyo es visitando la feria que nos traerá como oferta vegetales de producción local y con una garantía de ser frescos y orgánicos.

Ellos tienen otra meta y es lograr una mejor relación con los productores a fin de establecer lazos de comprensión con la misión de llevar alimentos a los hogares de quienes sufren enfermedades graves y no se pueden atender con sus comidas calientes y bien preparadas.

La meta no es ayudar sólo a los enfermos sino a familiares y encargados de cuidarlos porque en CS entienden que esta es una forma de mantener la salud de esos clientes así como su dignidad. (Cualquiera que haya estado enfermo o haya tenido un pariente con una enfer-medad que amenaza la vida puede entender esta misión, que ayuda a eliminar el esfuerzo de ir a conseguir los productos, pagarlos, pre-pararlos y cumpliré con los requisitos que significan una dieta especial.)

En el grupo de más de 40 trabajadores de CS hay, naturalmente, quienes hablan español, y muchos de ellos se convierten en ayudantes de cocina de expertos cocineros que cumplen con hacer de la alimentación que proporcionan un producto nutritivo y culturalmente apropiado.

Si se pregunta hasta dónde llega su atención debe entender primero que llegan a más de 700 hogares con la más variada etnicidad. 90% de ellos viven en un estado de pobreza que les impide conseguir sus alimentos. De ellos 58% son hombres, 42% mujeres. Y el resto se divide entre niños y encargados del cuidado de los enfermos.
Conforme avanza la crisis actual la demanda crece para ellos y se entiende por eso el llamado a convertirnos en voluntarios y ayudarles no sólo con su tarea, sino con otras posibilidades que podremos conocer mejor este domingo cuando veamos sus posters o flyers o cuando podamos hablar con parte de su personal que estará en Marbury Terrace.

Andy Zagastizábal