Sólo un parche

June 25, 2010
By

Amigos de las Bibliotecas como Silvia Vélez dicen que “no podrán descansa tranquilas hasta que pase el peligro sobre los problemas que amenazan a las sucursales, a su personal y las posibilidades de expansión o de mejoramiento”. Igual que ella opinan activistas y concejales que ven como un alivio temporal que cuatro sucursales “no cerrarán en el verano’ como se tenía anunciado.

Four Boston libraries targeted for closing at the end of the summer won a temporary reprieve thanks to $654,000 added to the library’s balance sheet. But the extra money is just a temporary relief, because the state has not offered the city additional money to stop the cuts. On Monday, the media was informed that the state slashed library funding from $8.9 million in 2009 to a proposed $2.4 million next year.

Lo que dijo el alcalde Menino el lunes fue que cuatro sucursales amenazadas con el cierre para finales de verano alcanzaron un remedio temporal y permanecerán abiertas “por lo menos hasta el invierno gracias a una inyección de $654,000 para balancear el presupuesto de las bibliotecas públicas, lo que se explicó como “una transfusión que permitirá por lo menos 9 meses más de vida, Si se puede considerar esto como una solución podríamos atender las declaraciones de Amy E. Ryan, president of the Boston Public Library. “This extension demonstrates the commitment of the city to keep these facilities open and accessible to the community. We believe that with continued input from the public, a new use for these buildings can be found.’’

Pero como dicen los remedios parciales no son solución, eso fueron a destacar legisladores, concejales, activistas y otras personalidades que atendieron la reunión que se produjo en la Biblioteca de Copley Square, donde la Representante Martha M. Walz destacó el tema que cambió muchas actitudes anteriores. “Close the branches and lose the state funding; keep the branches open and keep the state funding”; es decir, “si cierran sucursales pierden fondos del estado, si mantienen abiertas, los fondos siguen”.

Es verdad que sucursales de nuestro vecindario ya se salvaron’ pero eso no quería decir que estaban fuera de peligro porque con el anuncio que cerrarían Faneuil in Brighton’s Oak Square, Lower Mills en Dorchester, Orient Heights en East Boston, y Washington Village en el complejo habitacional de Old se dijo que habría despedidas y otros recortes.

Andy Zagastizábal

Best of JP 2014