Todo por la paz

December 17, 2010
By

Ni la lluvia, ni el frío, ni el agua que se congelaba pudo impedir la marcha por la paz que se organizó en JP. Misa en español, con iglesia llena dio inicio a la actividad que se realizó este domingo que pasó por insistencia de personas que se convirtieron en activistas porque “se tiene que terminar con este clima de violencia que no respeta a nadie”.

“We have a community that does not take comfort in having criminal activity.” This was the main idea in a recent activity promoted to take control of the community and unite forces to make Jamaica Plain a safer place to live. On Sun., Dec. 12, at noon, a Mass for Peace at Our Lady of Lourdes took place, followed by the local effort that was called “Jamaica Plain Walk for Peace.” Fierce weather conditions of rain and wind ended the walk at Mozart Park.

Hubo mucho entusiasmo de organización y, quizá, los promotores del evento se confiaron en que las características del problema atraerían más participación. No contaron tampoco con las características de un invierno adelantado que se manifestó con lluvia persistente, vientos de gran fuerza, un frío que no permitía estar en la calle y al descubierto y una cantidad de agua que hacía imposible caminar.

Decisiones de último minuto, igualmente, se alinearon en el problema como el anuncio de una de las organizadoras que dijo a la hora de los anuncios de la Misa que “la marcha se cancela por las condiciones del tiempo”.

Sin embargo, cuando ya se había cancelado también el conversatorio que se tenía planeado, la gente se despedía después de recibir la bendición, fue llamada nuevamente a retornar a la iglesia porque quedaba “algo importante por decir”. Muy pocos escucharon esta invitación y los escasos que quedaron fueron motivados a participar en la marcha que “se realizaría de todas maneras por exigencia de una gran parte de la comunidad que apoyó la idea. En ese grupo estaba Tony Barros, Juan González, lo mismo que el director ejecutivo de JPNDC, Richard Thal y una serie de activistas como Sara Báez y Jazmín Pérez o el niño de nombre “Christopher” que se encargó de dar las voces de aliento desde un patrullero que acompañó la marcha.

Total, sí hubo Caminata por la Paz, empezando desde Nuestra Señora de Lourdes y llegando sólo hasta la Plazita de la Mozart, donde apurados discursos terminaron con el evento. Algunos dijero que “lamentablemente, se necesita una tragedia para impulsar la unidad”, o “que la violencia no es asunto que sólo afecte a ciertas comunidades” o que “ como residentes de Boston, tenemos que tomar el control de nuestra comunidad y unir nuestras fuerzas para hacer de Jamaica Plain un lugar seguro para vivir”.

Este comentario lo debemos terminar hablando igualmente de paz, tal como lo hicieron los que marcharon cuando improvisaron “Noche de Paz”, por nuestras calles, desde la iglesia Nuestra Señora de Lourdes hasta la Mozart. Y es que paz debemos pedir como el deseo principal de las fiestas más importantes de nuestro calendario que ya llegan.

Para todos paz en esta Navidad y paz en el año que ya llega.

Andy Zagastizábal

Best of JP 2014