Adiós Hi-Lo, Hola Whole Foods

November 4, 2011
By

“Esto es increíble”: Carlos Martínez, residente de JP.

“Yo no pienso entrar nunca”: Martha Rodríguez, nueva integrante del JPNC.

“¡Cuánto orden! y ¡cuánta oferta!”, Reina T., residente de JP.

“La tienda, que ocupa un area de 13,700 pies cuadrados, emplea un equipo de 104 empleados a tiempo completo”: Heather W. McCready, Public Relations Manager, Whole Foods Market.

“Todo muy lindo. Parece de fantasía el Whole Foods Market  que abrieron en Hyde Square; pero sólo para mirar, porque los precios…”: Doña María, que se fue dejando atrás un paquete de ensalada orgánica que le regalaron.

“Yo no voy a cambiar mis bodegas y negocios de JP”: Oliver De León, activista de JP.

Whole Foods Market, abrió sus puertas en Jamaica Plain, en medio de la más profunda controversia.

“Lo hicimos dos días antes de lo planeado porque ya no podíamos esperar” nos dijo Wanda Hernández, la asistente del gerente del local que se inauguró sin mucha ceremonia a las 10 de la mañana del Lunes. Es un día que debe ser historia en la vida comercial de JP porque se trata de una empresa que llega con un nuevo tipo de oferta y con novedades para un mercado que se tendrá que acostumbrar a los productos orgánicos y una nueva forma de atención. Wanda y Heather W. McCready, Public Relations Manager de Whole Foods Market para la región sedio tiempo en un día tan agitado, para darnos un paseo por el SUPERMERCADO, (sí así con mayúsculas) la tarde del lunes, mientras unos celebraban Halloween y otros protestaban en la esquina frente al Café Oriental de Cuba.

Desde la entrada ya estábamos sorprendidos con el orden, la proligidad, la iluminación  y hasta la florería que es lo primero que vemos al ingresar en el edificio.

Nada que recuerde a Hi-Lo Foods. No más puertitas de entrada y salida. “Se ingresa por tremenda puerta automática que nos dá la bienvenida a un mundo de ensueño”, como destacó María Flores, buscando sus productos hispanos

Amabilidad y gente nuestra desde la puerta, como es el caso de Erik Sepúlveda, chileno resiente de JP que trabaja en la sección de frutas. Hay que verlo como en un paraíso tropical diciendo: “lo que es de temporada lo tenemos aquí, y lo que no también”.

Después Wanda y Heather se encargaron de pasearnos por el local y decirnos que llegaron para cambiar muchas costumbres.

Tienen secciones de todo tipo y nos deslumbraron con su espacio dedicado a las ensaladas, los fiambres y la comida preparada.

¿Es que quieren que ya nuestras mujeres no cocinen?

“No; pero sería una linda sorpresa para ellas que lleguen con la cena de esa tarde, cuando quieren que ella descanse”, dice Wanda.

Pero tanta maravilla tiene un costo y eso también es una novedad que deberá comprobar por sí misma/o.

Lo destacó doña María saliendo del negocio con el desaliento que debe priducir “entrar, para sólo mirar”.

Afuera, mientras tanto, la noche fría y la escasa protesta que trataron de generar los activistas de un grupo liderado por Martha Rodríguez. “Whole Foods es una empresa que subirá los precios de propiedades de viviendas y rentas comerciales en Hyde Square, causando el desplazamiento de más familias de ingresos bajos y moderados”, destaca Martha quien, dejó a sus hijos, disfrazados para Halloween, con sus ganas de correr por golosinas del “trick or treat”.

En esa esquina frente al Café Oriental de Cuba, hablamos también con Oliver De León, otro de los dos nuevos integrantes del JPNC. Haciendo activismo contra el nuevo local, los dos nos dijeron que no piensan visitar y menos comprar en Whole Foods Market en Jamaica Plain.