Alcalde promete arreglar los parques, pero sin dar detalles

March 27, 2015
By

Hablando con periodistas en una mesa redonda el 11 de marzo en el ayuntamiento, el Alcalde Martin Walsh dijo que después de las Olimpiadas, Franklin Park sería renovado de estilo vanguardista en una oportunidad rara.

Pero, aunque simpatiza con la gente que tiene preguntas sin respuestas—gente que incluye la coalición de Franklin Park—el alcalde no ofreció nuevos detalles sobre cuándo o cómo se producirán las respuestas. El organizador de la apuesta, Boston 2024, ha presentado reuniones públicas, incluso en Franklin Park, que han sido criticadas por la repetición y la falta de detalles.

En la discusión con periodistas de la comunidad, Walsh repitió en gran parte las afirmaciones generales de Boston 2024 que los Juegos Olímpicos ayudarían el desarrollo urbano y arreglarían Franklin Park.

“Podríamos usar la conversación olímpica como un impulso” para renovar centros por toda la Ciudad y avanzar los planes a largo plazo, dijo.

“Estoy buscando una legacía”, dijo Walsh. “Necesitamos la urgencia de una fecha”.

Walsh dijo que muchas de las propuestas sedes olímpicas—como White Stadium en Franklin Park—necesitan mejoras, y que el plan olímpico ofrece una fecha y la motivación para “mantener ese ritmo”.

Walsh dijo que se ha comunicado con Franklin Park y Boston Common y les ha asegurado que, si fueran escogidos como sedes olímpicas, serían renovados de manera “vanguardista”.

En una reunión a principios de este mes, Boston 2024 dijo que una piscina sería una legacía a largo plazo en Franklin Park. También prometió renovar White Stadium y restaurar las zonas del parque impactadas por los Juegos. Pero no podía garantizar la financiación a largo plazo.

“No tendremos otra oportunidad dentro de nuestras vidas” de mejorar y renovar todos los propuestos sitios y centros olímpicos, dijo. “Se trata de 50 años de proyectos en tan solo diez años”.

Los proyectos incluyen varios tipos de planes maestros, incluso de vivienda, trasporte, y urbanización—todos con un plazo de 2030, el cuarto centenario de Boston. Otros funcionarios de la Ciudad han dicho que esos planes son independientes de las Olimpiadas, pero que podrían incorporarlas.

“Tenemos que investigar todas estas partes diferentes” como la vivienda, los servicios para los ancianos y el transporte para preparar para el futuro, dijo.

“Tenemos que empezar a hablar sobre lo que imaginamos para Boston en un plazo de 50 años”, o las zonas no planeadas como el Distrito de Innovación pueden aparecer, dijo Walsh.

Walsh admitió que la confidencialidad fue un problema con la apuesta y que todavía existen preguntas sin respuestas, pero no ofreció ningún detalle nuevo sobre por qué decidió apoyarla.

Cuando Walsh se presentó para alcalde, la conversación para nombrar a Boston como una ciudad anfitriona ya se había iniciado, dijo. Una vez elegido, se sentó con Boston 2024, la organización sin fines de lucro privada que organizaba la apuesta de Boston.

“Estamos buscando una oportunidad de comercializar Boston en la escena mundial”, dijo. “El día que anunciaron [que Boston había ganado la apuesta estadounidense], 85 millones de personas ‘tuitearon’ sobre Boston. Es una campaña de marketing gratis”.

En cuanto a la confidencialidad y la falta de comentarios del público hasta la fecha, Walsh dijo que eso se debió en gran parte a las reglas de apostar del comité olímpico estadounidense.

“Creo que [el comité] ha aprendido de esta situación”, dijo. “No creo que fue preparado para todas las preguntas”.

Walsh dijo que simpatiza con el público inquisitivo.

“Si yo no hubiera estado en esas reuniones de planificación, yo estaría haciendo las mismas preguntas”, dijo.

Pero no elaboró sobre cómo los residentes podrían encontrar respuestas. Boston 2024 tuvo una reunión pública en Franklin Park a principios de este mes sobre la cual la coalición de Franklin Park dijo que todavía había muy pocas respuestas para poder adoptar una posición sobre la apuesta.

La apuesta olímpica propuesta utilizaría White Stadium para acoger varios eventos ecuestres y el pentatlón, y también lo utilizaría como una sede alternativa para el tiro con arco. La cancha de golf William Devine acogería la carrera de caballos de fondo. Además, el estadio es una posible sede ecuestre en los Juegos Paraolímpicos, dos semanas después de las Olimpiadas.

La apuesta completa entregada en nombre de Boston todavía no ha sido publicada, ya que varias secciones, particularmente los detalles financieros, se clasifican como “información propietaria”.

Walsh insiste que los contribuyentes no serían responsables de deudas derivadas de las Olimpiadas.

“Soy realista. Si no es una buena idea para la gente de Boston, no va a pasar”, dijo.

El Alcalde Martin Walsh habla en una mesa redonda de periodistas el 11 de marzo. (Foto de Rebeca Oliveira)

El Alcalde Martin Walsh habla en una mesa redonda de periodistas el 11 de marzo. (Foto de Rebeca Oliveira)

Archives