Maestra convertida en mentora

October 23, 2015
By

Amika Kemmler-Ernst ha cambiado la manera en que los estudiantes de Boston aprenden, empezando en la fuente: los maestros. Ella es una maestra jubilada de las escuelas públicas de Boston (BPS), pero todavía es mentora y está creando una comunidad solidaria para la próxima generación de maestros desde su hogar en Jamaica Plain.

Cuando Kemmler-Ernst era niña, quería ser astrónomo. Pero cuando tenía la oportunidad de enseñar la escuela dominical a los alumnos de kindergarten, nació su pasión por enseñar.

“Esos niños pequeños tenían una curiosidad innata que nadie podía disminuir, como si alguien quisiera hacer esto”, dijo. “Cuando yo miraba a mis colegas, su interés en aprender no era intrínseco—querían lograr buenas notas para matricularse en una buena escuela para conseguir un buen trabajo para ganar mucho dinero. Me pareció horrible”.

Kemmler-Ernst empezó preguntarse qué es lo que “mata la curiosidad” de los alumnos, y desde entonces el trabajo de su vida ha sido enfocado en alimentar y mantener esa curiosidad entre los alumnos.

“No existen respuestas simples”, dijo Kemmler-Ernst sobre el mantenimiento de la curiosidad en alumnos jóvenes. “Pero se tiene que tener relaciones positivas, conocer a los estudiantes y construir sobre sus intereses actuales en la enseñanza. Cada estudiante necesita una orientación al sujeto que estudia. Tienen que sentir la confianza que pueden hacerlo y tener éxito, y entusiasmarse sobre ello, y tener consciencia de lo que están aprendiendo”.

Kemmler-Ernst dijo que recomienda el aprendizaje interdisciplinario, basado en la investigación y los proyectos.

“Todos aprendemos mejor cuando hacemos conexiones con lo que sabemos”, dijo.

Kemmler-Ernst empezó enseñar en Brookline en 1969 y más tarde consiguió su doctorado en educación en Harvard. En 2006,

Kemmler-Ernst dejó de enseñar los alumnos para ser la desarrolladora de nuevos maestros (NTD) de BPS, apoyando a 14 maestros diferentes de una variedad de escuelas cada año, la mayoría K-8.

Kemmler-Ernst dijo que no fue una “posición evaluativa, pero más como una posición de apoyo”. El programa NTD es un esfuerzo colaborativo de BPS y el sindicato de maestros de Boston (BTU) y fue creado para ayudar a los nuevos maestros a mejorarse a través de mentores observando sus clases y reuniéndose semanalmente para hablar sobre sus fuerzas y preocupaciones. Dijo que el esfuerzo “ayudó a los maestros a sobrevivir su primer año de maestro y a profundizar su arte”.

“Ayudábamos a los maestros a resolver sus propios problemas, no de una manera prescriptiva sino como, “¿Cuáles son tus obstáculos? ¿Cómo puedo ayudar?” dijo.

Dijo que NTD brinda consejos, pero notó que “generalmente cuando diriges a las personas, no aprenden tanto como cuando encuentran soluciones ellos solos”. NTD ofrece recursos e ideas a los nuevos maestros para ayudarles a tener éxito.

“Ser mentor nunca es tan desafiante como enseñar en la clase”, dijo Kemmler-Ernst. “No hay nada más desafiante que enseñar en la clase. Uno está “encendido” en todo momento. Pero cuando se trabaja con adultos, algunas cosas que se sabe sobre el trabajo con los niños también es verdad”.

Kemmler-Ernst dijo que encontrar los puntos fuertes de los niños es la clave para ayudarles a mejorarse, y es igual con los adultos.

“Nos florecimos cuando la gente sabe lo que hacemos bien y cuando nos aprecian”, dijo.

Fundó “First Fridays” en 2007 cuando trabajaba de NTD. First Fridays es un programa de mentores para ayudar a los maestros de primer año a hacer mejor en la clase. Es una casa abierta mensual en el hogar de Kemmler-Ernst y ofrece a los maestros la oportunidad de compartir cuentos, hablar sobre las preocupaciones y recibir comentarios y apoyo de sus colegas. First Fridays fue originalmente para los nuevos maestros, aunque los ex-alumnos del programa continúan asistiendo y siguen conectados el uno al otro. Kemmler-Ernst se jubiló en 2009, pero todavía presenta First Fridays cuando no está viajando.

Kemmler-Ernst dijo que todavía alberga First Fridays porque ayudar a los maestros le gratifica mucho.

“Ayuda a más de una persona cuando se trabaja con los maestros, porque ayuda a impactar a sus alumnos también”, dijo.

“Los mejores maestros siempre están aprendiendo”, dijo. “Se puede conseguir el dominio sobre un sujeto, pero nunca se puede conseguir el dominio sobre un niño”.

Kemmler-Ernst, que ha vivido en JP desde 1980, continúa hacer trabajo voluntario regularmente en Curley K-8 School con los maestros y estudiantes. También crea un ensayo fotográfico mensual para el boletín de BTU, llamado “We’re Learning Here” (“Estamos aprendiendo”). El ensayo incluye fotos de las clases de todo Boston y tiene capciones de los estudiantes que describen lo que están aprendiendo.

“Es importante preguntar a los niños qué es lo que están aprendiendo”, dijo Kemmler Ernst. “La reflexión es una práctica para proveer participación”.

Pensando en su larga carrera de enseñar en Boston, Kemmler-Ernst dijo que las escuelas son “definitivamente mejores que antes”. Dijo que en los finales de los años sesenta, la mayoría de las aulas en las escuelas primarias tenían filas de pupitres y los niños nunca hablaban entre sí. Ahora, es normal que los niños hablen entre sí y que trabajen juntos como parte de su proceso de aprendizaje, y los pupitres normalmente forman círculos, lo cual Kemmler-Ernst considera un cambio positivo.

Kemmler-Ernst dijo que la tasa de abandono en la secundaria es “ridícula”, pero que en los años cincuenta y sesenta fue más alta. Dijo que las escuelas ahora están educando a los alumnos con el autismo, que no era el caso cuando empezó a trabajar.

“Cuando empecé a trabajar, se creyeron que la única manera de aprender fue como construir una torre”, dijo Kemmler-Ernst. “Existía la idea de los “básicos” y su prioridad. Uno tiene que aprender a añadir y sustraer antes de poder aprender a multiplicar o dividir, por ejemplo”.

Pero Kemmler-Ernst dice que los estudios han revelado que no es la metáfora mejor para la manera en que la gente aprende.

“La imagen parece más una red. Uno empieza en el centro de la red y la manera en que aprende es hacer conexiones con lo que ya sabe”.

Para los maestros que tienen interés en asistir a la reunión de First Fridays, contacte a Amika a 617-522-5730 o por correo electrónico a amika45@comcast.net.

 

Archives