Indignación en la reunión de Boston Compact

November 20, 2015
By

Boston Compact tuvo una reunión comunitaria el 12 de noviembre sobre la inscripción unida para las escuelas públicas de Boston (BPS) donde muchos asistentes expresaron su indignación y exigieron respuestas sobre las posibles clausuras de escuelas de BPS y cómo la propuesta de inscripción unida realizaría sus objetivos de equidad y facilitad de proceso de inscripción para familias.

Alrededor de cien personas asistieron a la reunión en First Church Jamaica Plain, Unitarian Universalist (UU). La reunión se centró en la inscripción unida, que es un plan que tendría un solo proceso de solicitud para familias solicitando escuelas públicas y subvencionadas (chárter) en Boston.

Boston Compact recibió escrutinio de los padres de BPS en la reunión debido a una petición para información (bajo la ley de la libertad de información—FOIA en inglés) recientemente publicada por la bloguera local Mary Lewis-Pierce, cuyo nombre web es “Public School Mama”. Escribió en su blog que Boston Compact “decide cuáles edificios de BPS van a entregarse a las escuelas chárter”. Escribió también que en reuniones extraoficiales con padres, autoridades de BPS “han revelado que el alcalde quiere reducir las escuelas públicas de Boston a 90 edificios”, cerrando de ese modo un cuarto del distrito.

La alcaldía dijo que el Alcalde Martin Walsh no tiene un plan para cerrar 36 escuelas, pero sí tiene planes para “consolidar escuelas”, según un artículo de boston.com.

Hay actualmente 126 escuelas BPS y 24 escuelas chárter, que tienen procesos de solicitud y plazos diferentes. Las escuelas chárter usan un sistema de lotería para elegir sus estudiantes, y las escuelas BPS tienen “inscripción basada en el hogar”, que usa un algoritmo para organizar las prioridades de los alumnos para conseguir su escuela preferida.

Con la inscripción unida, las familias recibirían una lista personalizada de sus escuelas chárter y públicas locales, y elegirían sus escuelas preferidas. Las familias recibirían una sola asignación escolar. Si una familia no recibe su primera opción, será puesta en una lista de espera para otras escuelas que escogió.

Según Rachel Weinstein de Boston Compact, ya que las familias a veces reciben múltiples asignaciones cuando solicitan separadamente a escuelas chárter y escuelas BPS, las escuelas en ocasiones no saben cuáles alumnos van a recibir. Por lo tanto, la inscripción unida simplificaría el proceso de inscripción para la administración de escuelas. Simplificaría también el proceso para las familias que bajo el sistema actual tienen que mantener múltiples plazos, solicitudes y sesiones de información.

El sistema requeriría que las escuelas chárter renunciaran el sistema de lotería. Weinstein clarificó que la propuesta de inscripción unida no aborda el financiamiento de las escuelas, el compartimiento de mejores prácticas entre escuelas, y no está vinculada con el límite actual en las escuelas chárter o con el código de conducto de alguna escuela. Un padre preguntó si habrá consistencia de currículos entre las escuelas. Los representantes de Boston Compact dijeron que la inscripción unida no se trata de eso.

Weinstein también resumió los comentarios de reuniones anteriores, que incluían una falta de voces en la conversación. Esa era un punto controvertido en la reunión del 12 de noviembre porque varios padres dijeron que sólo se enteraron de la reunión debido a la controversia reciente en el blog Public School Mama.

“Hay aquí reunidas tantas personas porque nos enteramos de esto y nos contamos el uno al otro y venimos”, dijo una madre. “Yo me entero de todo por medio de BPS, pero no escuché nada sobre esta reunión, y estoy muy enojada”, dijo. “Este es nuestro sistema escolar, y ustedes trabajan para nosotros”.

“No soy personalmente consciente de dónde o cómo estamos anunciando [las reuniones]”, dijo Kim Rice de BPS. “Lo voy a investigar”.

Otro padre notó que los comentarios presentados en la reunión no podrían ser totalmente precisos porque las reuniones tenían tan pocos asistentes en comparación con la reunión del 12 de noviembre. Ese pidió acceso a todas las actas de reunión previas, las cuales no están disponibles, dijo Boston Compact, porque no es una entidad pública.

“No debería tener que hacer una solicitud pública de FOIA para conseguir la información que se necesita”, comentó otro padre.

Uno de los padres planteó la pregunta a la cual muchos habían esperado una respuesta: ¿Cómo sabemos que este proceso no llevará a la clausura de escuelas públicas en Boston?

Boston Compact respondió que el alcalde estimó que más de un mil millón de dólares serán invertidos en escuelas nuevas, y que la inscripción unida no cambia la cantidad de puestos. El plan maestro para las instalaciones escolares “no tiene nada que ver con esto”, según Weinstein.

Otro padre preguntó si habrían normas disciplinarias consistentes entre las escuelas, a la cual la respuesta fue esencialmente no, dado que las normas disciplinarias se basan en el rendimiento académico. El padre dijo que debería existir por lo menos una lista de normas disciplinarias en el proceso de solicitud.

Uno de los padres, que apenas va a entrar en el proceso de solicitud, dijo que no tenía idea de cómo seleccionar una escuela porque las casas abiertas coinciden con su horario de trabajo.

Todas las casas abiertas para las escuelas públicas de Boston serán el 5 de diciembre.

Para dejar comentarios sobre Boston Compact, visite tinyurl.com/EnrollBoston.

 

Archives