Persisten las preocupaciones sobre la propuesta para 3193 Washington St.

July 22, 2016
By

De Josie Grove

Especial a la Gaceta

A pesar de los cambios que ha hecho City Realty a su propuesta para el desarrollo de 3193 Washington St, los participantes en una reunión comunitaria el 11 de junio expresaron dudas sobre el proyecto, incluido su impacto en el aburguesamiento y el progreso del proyecto sin tener que seguir las directrices de Plan: JP/Rox.

“Parece que cada semana estamos aquí, enterrándonos de un nuevo condominio o apartamento de lujo”, dijo Jeremy Gutiérrez, uno de muchos residentes volviéndose impacientes con lo que consideran la reticencia de Boston Redevelopment Authority (BRA) a intervenir en el aburguesamiento de Jamaica Plain. Aunque el barrio y BRA pasan por un proceso de planificación contencioso, llamado Plan: JP/Rox, puede que resulte en nueva zonificación para abordar los problemas, los desarrollos continúan bajo el régimen actual de zonificación.

Vecinos compartieron sus dudas sobre el plan en la reunión pública el 11 de julio.

“Si Plan: JP/Rox tiene potencial, ¿cómo puede permitir BRA que estas cosas progresen?” preguntó Gutiérrez.

Gary Uter de BRA dijo que espera que Plan: JP/Rox abordará esos asuntos, pero que el proceso ha quedado aplazado tres meses. Mientras tanto, dijo, el desarrollo continúa.

Setenta vecinos se juntaron en Egleston Square YMCA para escuchar el plan revisado del promotor City Realty para un edificio de condominios de cinco pisos en 3193 Washington St., antiguamente Jackson Glass y actualmente albergando un espacio de arte. Una reunión pública inicial sobre el desarrollo en junio mostró un hueco considerable entre lo que City Realty quería y lo que los vecinos querían del desarrollo. Los promotores respondieron con cambios al proyecto.

En el plan presentado en junio, el propuesto edificio tenía mayormente departamentos de una y dos habitaciones, y solamente tres hogares de tres habitaciones. Ahora hay 40 condominios—antes había 46—y hay una distribución igual entre unidades de una, dos y tres habitaciones. Se han quitado seis pies de la altura del edificio, y fue reubicado de los márgenes del lote.

Cinco de los departamentos serán asequibles para familias que ganan entre el 80 y 100 por ciento del ingreso mediano del área (entre $70.650 y $88.300 para un hogar con tres personas). Aunque la propuesta original incluyó ocho departamentos asequibles, ellos tendrán más habitaciones, y serán disponibles para personas con ingresos más bajos que los del plan inicial. Josh Fetterman de City Realty dijo que un condominio asequible de dos habitaciones costaría entre $206.000 y $265.000. Los departamentos de vivienda asequible no son tan asequibles que muchos querían.

Danielle Summers fue parte del grupo que pedía más vivienda asequible, y pensaba que BRA participaba en la creación de costos de vivienda más altos.

“¿Por qué BRA apoya los desarrollos como este?” preguntó sobre el proyecto de condominios.

Uter dijo que sin nuevas viviendas en el mercado, la situación empeoraría.

“Tenemos un crisis de vivienda en Boston”, dijo Uter.

“Pero lo que está apoyando es el aburguesamiento”, Summers replicó.

City Realty ya tenía una relación tensa con el vecindario antes de proponer el desarrollo. Algunos inquilinos actuales de City Realty leyeron testimonios positivos sobre los promotores, pero otra inquilina habló mal sobre su experiencia. Ha vivido en una propiedad de City Realty desde abril, pero los promotores tardaron tres meses en elaborar un contracto—en inglés, que la inquilina no habla.

“¿No respetan a las familias que viven en el edificio?” preguntó a través de un intérprete.

Josh Fetterman de City Realty aceptó hacer un contrato en español para la inquilina y tener una reunión con ella. City Realty dijo que intentos previos de reunirse con ella han sido “reprogramados”.

City Life/Vida Urbana es otra entidad que opuso City Realty por sus aumentos de alquiler fuertes para inquilinos de vivienda subvencionada. Aunque los dos grupos firmaron un memorando de entendimiento el año pasado para resolver el asunto, y los promotores se comprometieron brindar algún servicio para beneficiar a la comunidad, María Christina Blanco de City Life/Vida Urbana, fue poca impresionada, diciendo que “varios asuntos del desplazamiento” han sido creados por City Realty.

“Desde mi punto de vista, no se trata de dar a la comunidad, sino de no tomar de la comunidad en primer lugar”, dijo.

City Realty no respondió.

El periodo para compartir opiniones sobre el proyecto termina el 29 de julio. Para más información o para comentar sobre el proyecto, visite bit.ly/1NRR2LW.

 

Archives