Evento anual explora la justicia racial, vivienda económica y otros asuntos

May 12, 2017
By

El 27 de abril, la escuela Curley presentó el séptimo anual Estado del Vecindario donde los residentes de Jamaica Plain podían compartir ideas sobre asuntos sociales como la vivienda económica y la justica racial.

El evento fue organizado por Jamaica Plain Neighborhood Development Corporation (JPNDC) junto con otras organizaciones locales.

“Iniciamos el Estado del Vecindario porque nos faltaba un foro comunitario para hablar sobre los asuntos del barrio”, dijo Juan González de JPNDC. Habló sobre los comienzos del evento en 2011.

“En ese momento, Hi-Lo cerraba sus operaciones y entraba Whole Foods”, dijo González. Dijo que el cambio controvertido fue el asunto principal del Estado del Vecindario ese año. Después del primer evento, JPNDC presentó reuniones de seguimiento para explorar asuntos locales como el aburguesamiento, las pequeñas empresas locales y la programación para los jóvenes.

“A lo largo de los años decidimos dar menos tiempo de habla a los oficiales electos y más a los residentes”, dijo González. “Este año, después de la devastadora elección presidencial, tenemos que preguntarnos qué es lo que más nos importa como comunidad”.

Oradores de varias organizaciones hablaron sobre varios logros y desafíos que han ocurrido en diferentes sectores del barrio.

Ken Tangvik de Hyde Square Task Force, hablando de los artes y la cultura, dijo que el Alcalde Martin Walsh asignó muchos fondos para los artes, que el proceso de Boston Creates atrajo más participación comunitaria, y que Hyde/Jackson Square recibió el nombre oficial del Barrio Latino de Boston. Dijo también que la biblioteca de Jamaica Plain tendrá más galerías de arte este año después de unas renovaciones. Pero notó también que se redujo el presupuesto de Massachusetts Cultural Council.

Richard Thal de JPNDC, hablando de la vivienda, dijo que se aprobó el Acto de la Preservación de la Comunidad, que el proceso de planificación de Plan: JP/Rox ya termina, y que el proyecto de 25 Amory Street, con 100 por ciento vivienda asequible, recibió las aprobaciones necesarias para seguir adelante con la construcción.

Luis Cotto de Egleston Square Main Street, hablando sobre los asuntos de la justicia, dijo que Washington Street es un desierto de comida porque no se puede conseguir comida sana en el área. Sin embargo, dijo que le agrada que los promotores del propuesto desarrollo en frente de la estación Forest Hills se hayan comprometido a instalar un supermercado en su proyecto de 252 departamentos.

Una oradora principal, María Elena Letona, habló ampliamente sobre cómo las narrativas del poder y las decisiones individuales impactan a las comunidades grandes y pequeñas.

“El poder dicta cómo están presentados nuestros problemas y la agenda política que sale de eso”, dijo Letona. “La decisión es nuestra para crear una historia diferente”.

El Consejero Municipal Matt O’Malley y el Representante del Estado local Jeffrey Sánchez presentó un certificado de gratitud a Juan González por sus nueve años de servicio a JPNDC y sus 25 años de servicio a la Ciudad de Boston. González dejará su puesto como el director de la organización comunitaria de JPNDC para comenzar “una nueva fase de su vida”. Recibió una ovación de pie.

El evento utilizó una estrategia que se llama Community Climate para dividir los 70 asistentes en pequeños grupos de discusión, cada grupo con un asunto diferente de Jamaica Plain. En sus grupos, los residentes escucharon una breve historia del asunto y escribieron listas de lo que más les gusta de su comunidad.

Por ejemplo, Luis Cotto habló sobre el asunto de la inmigración y explicó su historia compleja durante las últimas décadas.

En el grupo de la justicia racial, los residentes hablaron sobre la importancia de abordar la justicia de manera interseccional y la necesidad de tomar responsabilidad por el lenguaje que se usa al hablar sobre la raza. Dijeron que les gustaría formar un grupo de discusión para abordar asuntos como el privilegio blanco y lo que significa.

El grupo que abordó la fe y la participación cívica dijo que le gustaría proteger los derechos a la fe, los espacios verdes y el arte público; que el acto de nombrar valores es una estrategia de la preservación; y que las iglesias pueden ser santuarios para inmigrantes y refugiados.

El grupo de habla español que discutía la inmigración dijo que le gustaría preservar la tranquilidad, la libertad y especialmente el derecho de protestación.

Al final del evento, las listas de valores de cada grupo se exhibieron en el gimnasio, creando un manifiesto de valores de la comunidad.

Archives