Ayuntamiento aprueba ordenanza de bolsas de plástico

December 8, 2017
By

Beth Treffeisen

Especial a Gazette

Durante una audiencia el 29 de noviembre, el Ayuntamiento aprobó unánimemente una ordenanza que cobra por el uso de bolsas de plástico grueso y de papel en la ciudad. La ordenanza prohíbe las bolsas de plástico fino.

La ordenanza se dirige al Alcalde Martin Walsh, que tiene que firmarlo para ponerlo en efecto. La oficina del alcalde dijo que está revisando la propuesta, pero no lo ha firmado.

La ordenanza prohíbe completamente las bolsas de uso único de menos de 3 milímetros de densidad, e impone un recargo de cinco centavos en las bolsas de plástico grueso y en bolsas de papel.

Después de un intento fallado en 2016 de aprobar la prohibición de bolsas, la ordenanza fue reintroducida en enero. En marzo, una larga audiencia y sesión de trabajo hablaron sobre los recargos, apoyando el uso de bolsas reutilizables y presentando preocupaciones ambientales.

La Presidenta del Ayuntamiento Michelle Wu y el Consejero Municipal de Jamaica Plain Matt O’Malley presentaron la ordenanza. Recibió un voto a pesar de que no estuvo en la agenda. La audiencia fue abierta al público con 48 horas de anticipación.

“Vamos hacia una crisis de cambio climático que tendrá consecuencias para Boston, y este es un ejemplo que se queda completamente en el control de la Ciudad”, dijo Wu. “Hay un costo tremendo de no hacer nada en cualquier de estas iniciativas climáticas”.

“Tengo dos hijos que enfrentan un mundo de decisiones importantes acerca de los problemas de cambio climático”, dijo.

Dijo que la ordenanza es justa para las pequeñas empresas, considera las necesidades de salud pública, y tendrá un largo y accesible periodo de transición así que el público pueda participar.

“Las bolsas de plástico son un problema”, dijo O’Malley. “Son convenientes pero la conveniencia no vale el costo”.

Se estima que Boston usará 357 millones de bolsas de plástico durante el año que viene.

“Las bolsas tienen un uso de 12 minutos de media, pero después se acaban en los árboles, las calles y los drenajes, que causa daño permanente”, dijo O’Malley.

El objetivo de la ordenanza es reducir del uso de bolsas desechables en las tiendas de Boston, y de ese modo reducir la basura en las calles, proteger el ambiente marino, y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

La ordenanza, que será implementada el año que viene, se aplica sólo a las bolsas dispensadas por las tiendas en las zonas de caja.

A finales de 2018, las tiendas tendrán que ofrecer bolsas reutilizables, bolsas reciclables o bolsas compostables. Las bolsas de plástico tendrán un cargo de cinco centavos por bolsa. Dinero recogido se invertirán en la tienda para ofrecer bolsas más caras de plástico grueso.

Aunque las bolsas tendrán un precio, O’Malley notó que los contribuyentes ya gastan dinero en trabajadores públicos que ayudan a recoger bolsas de plástico de las canaletas, en los desagües pluviales y en los parques y árboles públicos.

La compañía de reciclaje Casella notó en la audiencia que las bolsas de plástico fino se incorporan en sus máquinas y que no se pueden reciclar bolsas mezcladas con productos de comida y otro residuo. Por eso, la compañía gasta mucho tiempo desenredando las bolsas de los engranajes.

O’Malley dijo que cada mes los residentes de la ciudad producen 20 toneladas de bolsas de plástico fino que obstruyen las máquinas.

“[La compañía] gasta horas del día desenredando bolsas de plástico de sus máquinas y nosotros los contribuyentes estamos pagando por eso”.

La ordenanza no se aplica a bolsas de cualquier material que el consumidor usa antes de llegar a la zona de caja; bolsas de lavandería; bolsas de periódicos; y bolsas usadas para embolsar comida congelada, carne o pescado.

Hay 59 ciudades y pueblos por todo el estado que ya prohíben las bolsas de plástico, incluidos Brookline, Cambridge y Somerville.

“[La ordenanza] ayudará a hacer un impacto ambiental, reducir la basura y embellece cada vecindario de Boston”, dijo O’Malley. “Es bueno para el medio ambiente, bueno para los contribuyentes y bueno para Boston”.

Archives