Antiguo administrador de English High condenado por disparar a un estudiante

June 8, 2018
By

Un antiguo administrador de English High School fue condenado por disparar a un estudiante en la cabeza y el primero de junio fue sentenciado a más de 20 años en la cárcel, según la Oficina del Fiscal de Suffolk County.

Un jurado condenó a Shaun Harrison, 58, por asalto armado con intención de matar, asalto agravado y agresión con arma peligrosa, posesión con intención de distribuir una sustancia de clase D, y varios delitos de arma de fuego. El Juez Christopher Muse lo condenó a entre 23 y 26 años en la cárcel estatal seguidos de cinco años de probación.

“El acusado merece cada día de esta condena”, dijo el Fiscal Dan Conley en una declaración.

La Oficina del Fiscal dijo durante el juicio que Harrison utilizó su puesto como empleado en English High School para reclutar a un estudiante de 17 años para vender cannabis.

Según la Oficina del Fiscal, Harrison quedó insatisfecho con las ventas de la víctima y organizó un asalto en la escuela en marzo de 2015. Le mandó un mensaje de texto a la víctima invitándole a reunirse por la tarde cerca del apartamento de Harrison. Una cámara de vigilancia revela que Harrison disparó a la víctima en la nuca mientas los dos caminaban cerca de Magazine Street.

Tras haber sido disparado, la víctima se desplomó, pero logró levantarse y parar un vehículo. Fue llevado al hospital y sobrevivió a sus heridas, más tarde identificando a Harrison como el asaltante.

Detectives de Boston ejecutaron una orden de cateo en el departamento de Harrison y una unidad de almacenamiento en el sitio. Encontraron armas de fuego, munición y ropa consistente con la ropa del asaltante del video. La ropa tenía residuo de balazos.

La tía de la víctima habló en la corte antes de la condena de Harrison.

“Cada día escuchamos de la violencia con armas y la ignoramos. No nos afecta hasta que alguien a quien queremos se caiga víctima”, dijo. “Imagínese como me sentía cuando me enteré de que eso había pasado con alguien que tenía la confianza de mi sobrino—alguien conocido en la comunidad como director, mentor y pastor. Enviamos a nuestros niños a la escuela esperando que aprendan más, que sean mejores y que alcancen las estrellas. Shaun Harrison casi le robó esa oportunidad a este joven maravilloso. Casi”.

Archives