Vecinos le dicen cuidado

July 25, 2008
By

ANDY ZAGASTIZÁBAL

Jamaica Plain centralizó las advertencias contra el nuevo peligro de “un incremento en este verano de los mosquitos portadores del virus del Nilo”
No se dio la versión en tono alarmante; pero se mencionó que se podría registrar un récord en el número de mosquitos contaminados con el virus a lo largo y ancho del estado, lo que podría generar un aumento de casos en lo que se describe como “West Nile virus”

Concretamente, la directora del laboratorio estatal con sede en Jamaica Plain dijo que “estamos viendo del doble de la cantidad de mosquitos que vimos el año anterior”.

Un asunto que ha colaborado de manera especial con este incremento son las inter-mitentes y torrenciales lluvias de verano que estamos soportando, las mismas que for-man charcos que se convierten en nidos para la proliferación de esos temibles insectos que según describen los libros de entomología: “se alimentan con la sangre de mamíferos, incluyendo entre ellos al ser humano, y aves”.

El asunto es que el agua acumulada o el barro, agregados al calor, son el mejor ele-mento para la proliferación de esos insectos que han sido registrados por autoridades sanitarias en varios lugares. El primer reporte señalaba que fue el 2 de julio cuando se vio una cantidad amenazante en Worcester.

Un experto en este tipo de plagas nos explicaba que “esta aparición debe haber aler-tado a nuestras autoridades porque se registró casi un mes adelantado de lo que se vio en el 2007”

El epidemiólogo Alfred DeMaria, del Laboratorio Estatal hizo referencia que no sólo se trata de la proliferación del mosquito, sino que los estudios sobre el virus han encontrado resultados positivos en cuatro de esas pruebas.

Eso, ¿qué significa?, le preguntaron. Su respuesta fue que “el temprano inicio de la temporada permite que haya más oportunidad para que el virus se desarrolle”.

En esta conferencia de prensa realizada a principios de semana en Hinton State Labo-ratory se mencionó que la enfermedad ha sido hallada dos veces en Brookline y una vez en Millbury este año.

En reportes anteriores indicamos que este virus se detecta principalmente en aves silvestres, lo que ha sido confirmado por los especialistas indicando que “se hallaron hace una semana pájaros infectados en Framingham y Newton.

Eso significa que la enfermedad ¿estaría centralizada en esas zonas?
A esta pregunta DeMaria respondió que el riesgo no está limitado a la zonas donde se detecta la enfermedad.

En el sector del Jamaica Pond hay muchos vecinos que han recibido información pre-parada en Brookline, la misma que ha sido distribuida en, más o menos, una milla a la redonda de donde los pruebas dieron positivo.
Esta información fue corroborada por el director de salud pública y servicios humanos del distrito vecino.

¿Cómo nos protegeremos?

La primera acción es no permitir que los mosquitos nos piquen cubriendo las zonas del cuerpo que por el calor dejamos al descubierto.

Varias muchachas de un club que hace recorrido por el lago mencionaron que están cam-biando su horario y que no correrán al atardecer y menos “cuando el sol esté desapare-ciendo”. En ese sentido hay la recomendación que es mejor cancelar actividades al atardecer como parrilladas o reuniones de cumpleaños donde los niños podrían ser vícti-mas de un ataque de mosquitos.
En la casa también hay que tomar precauciones como revisar que no haya perforaciones en las mallas mosquiteras o que no haya espesamientos en los jardines o los canales de desagüe de nuestros tejados.

Por su parte las autoridades dicen que están aplicando un larvicida que no es pe-ligroso para el medio ambiente. En este aspecto mencionaron que el aporte de los veci-nos se hace imprescindible reportando cualquier proliferación anormal de mosquitos o la presencia de charcos que sean criaderos de esos insectos. Hay que estar atentos igual-mente de pajaritos que aparezcan muertos sin razón aparente.