Las escuelas en el debate

March 4, 2011
By

Andy Zagastizábal

El sistema de Escuelas Públicas de Boston está en medio de un debate nacional. The US Department of Education; mejor dicho, el Departamento Nacional de educación los investiga por discriminación contra minorias.

Esa es la noticia dela semana y eso es el fundamento de una querella que está en marcha desde el 25 de enero, cuando una asociación de abogados por los derechos civiles y unn grupo de educadores negros presentó reclamo indicando que cerrar escuelas para ahorrarse en el presupuesto atenta contra los derechos de estudiantes latinos y negros y sus padres.

Eso significa que tanto la decisión de la Superintendente, como de su Comité Escolar podrían dar marcha atrás decisiones que conocimos en meses pasados en medio de controversiales declaraciones. Lo que parecía el último capítulo sucedió el 9 de diciembre del 2011, cuando el auditórium de la English High School se llenó de padres y maestros que debutaron con estilo de campaña frontal contra las decisiones que fueron presentadas como parte de Redesign and Reinvest program que, entre sus justificaciones, mencionaba problemas de presupuesto y falta de alumnos o exceso de carpetas.

Allí, el voto monocorde del Comité pareció terminar con la situación y de nada parecieron valer todos los argumentos que; en el caso de la Agassiz destacaban que hay mucho más que enfrenta a las partes porque se mencionaron condiciones discrepantes, sobre resultados, funcionamiento de local y otros temas como las características del edificio y la posibilidad de privatización.

Tenía razón Wayne Wilson cuando dijo “no se permitirá el cierre por ningún motivo, por la importancia que tiene para la comunidad y las familias, y que en la defensa estoy decidido hasta contratar a un abogado”.

Más que un abogado ell 25 de enero llegó con una coalición formada por Black Educators’ Alliance of Massachusetts y Lawyers’ Committee for Civil Rights Under Law of the Boston Bar Association, a través de un documento que destaca las disparidades en la raza de los estudiantes que serán afectados por la decisión de las Escuelas Públicas.

Nora Toney, presidenta de Black Educators’ Alliance mencioneo que “la historia nos demuestra que la proporción de cierres de escuelas en los vecindarios de Boston ocurre predominantemente en barrios de minorías, y, lo que es peor tienen un profundo impacto en los estudiantes, en las familias y la comunidad. Además de crear incertidumbre e inestabilidad falla conla promesa de dar escuelas de calidad a nuestro distrito”.

Pero no es una protesta simple porque se pide a las autoridades federales investigar las opciones que podrían ayudar con los problemas que empujaron a la decisión de cerrar escuelas.

La primera parte de la esperada resp[uesta llegó el 15 de febrero a través de la Oficina de Derechos Civiles del US Department of Education indicando que “tomarán cartas en el asunto”.

Según el reclamo, estos son asuntos que se deben tomar en cuenta:

  • 46 por cientoo de los estudiantes que serán afectados son negros,
  • 44 por ciento son de origen Latino, y 5 por ciento blancos.

En su primera respuesta al reclamo la Superintendente Carol R. Johnson defendió su proyecto diciendo que es correcto y que la verdad es que las escuelas que se seleccionaron para su cierre tenían verdaderos problemas”.

Se puso a órdenes inmediatas de la oficina de derechos civiles mientras sigue trabajando en acelerar las metas de un buen desarrollo de nuestros estudiantes.Como se recuerda entre las escuelas amenazadas se encuentran la Agassiz Elementary, Emerson Elementary de Roxbury; Farragut Elementary de Mission Hill; y Hyde Park Education Complex.

¿Qué dicen los profesores?

Pues que están de acuerdo con el reclamo y el presidente del sindicato que los agrupa Richard Stutman, destacó que el plan de reorganización de la señora Johnson se aceleró sin considerar los vecindatios ni menos la diversidad de nuestros estudiantes”.