IdeAZ: Noche segura

November 4, 2011
By

Jamaica Plain debe haber tenido una de las fiestas del “día de brujas” más seguro de la historia.

No hay reportes de excesos, ni tampoco de actividades de exagerados que aprovechan una fiesta como Halloween para sus desbordes.

Todo transcurrió de maravilla, como en las historias de fantasía,  con niños disfrazados con los atuendos más insólitos y madres o padres también, acompañándolos.

El orden fue la constante, hasta con la colaboración de la naturaleza, que se mostró oscura y fría.

Podríamos decir que un loquito se quedó con las ganas de gritar y asustar en un lugar donde los dueños de la fiesta que son los niños  se aglomeraban.

Se lanzó dando gritos y gesticulando y se calló con un susto que hasta ahora le debe durar.

No lo asustaron los niños, ni los padres, ni, menos, los transeúntes; lo hizo la presencia policial; mejor dicho, de los uniformados que estaban en todas partes. Creo que se trato de un “operativo halloween”, con casi todo el personal del Area 13 en las calles.

Estaban en patrullas, en bicicletas y, naturalmente,  los policías a pie.

Estaban en todas partes; desde el Capitán Paul J Rusell, los sargentos, los jefes de unidad y hasta los colaboradores para tener una noche de halloween segura.

No sólo estaban los que hablan inglés, sino los que hablan español y, lo más destacado, hasta uno que ostentaba tres estrellas en las galoneras para apoyar el operativo. No era nuestro conocido Rafeal Ruiz, sino un adjunto del Comisionado de policia de Boston, que quiso participar en el operativo porque es residente de Jamaica Plain.

Los negocios, tanto bodeguitas, como las tiendas grandes se encargaron de repartir pacíficamente las golosinas que tenían preparadas para tantos fantasmitas y disfrazados. En las casas igual, la gente esperaba cariñosa a sus visitantes de ocasión cargada de chocolates, caramalos y otras cositas que hacen felices a los menores.

Creo que el disfraz más bonito de adulta fue aquel de la abejita con alas cristalinas y entre los de los mas chicos: Todos.

Total, una nohe de brujas segura, pacífica y para recordar.